Amo Ergo Sum

sitio web dedicado a la meditación de los misterios del Rosario

Contacto
descargan

vive jésus

sitio web en francés site web en français
Sitio web en inglés web site in english
sitio web en chino 网站中文
sitio web en ruso сайт на русском языке
sitio web en árabe الموقع باللغة العربية
sitio web en francés site web en français
Sitio web en inglés web site in english
sitio web en chino 网站中文
sitio web en ruso сайт на русском языке
sitio web en árabe الموقع باللغة العربية

1) La resurrección

Santo Rosario misterios Gloriosos

1) La resurrección

2) La ascensión

3) La venida del Espíritu Santo

4) La asunción

5) La coronación de María

vive jésus

SANTA BIBLIA Nueva Versión Internacional PDF

Antiguo Testamento pdf Nuevo Testamento pdf

SANTA BIBLIA (NVI) PDF

Antiguo Testamento pdf Nuevo Testamento pdf

vive marie

Santo Rosario misterios Gloriosos textos

Santo Rosario misterios Gloriosos textos pdf

1. La resurrección
textos de meditación


34 Mi alimento es hacer la voluntad del que me envió y terminar su obra

Juan 4

« Padre nuestro,... »


57 Al atardecer, llegó un hombre rico de Arimatea, llamado José, 58 Se presentó ante Pilato para pedirle el cuerpo de Jesús, y Pilato ordenó que se lo dieran. 59 José tomó el cuerpo, lo envolvió en una sábana limpia 60 y lo puso en un sepulcro nuevo de su propiedad que había cavado en la roca. Luego hizo rodar una piedra grande a la entrada del sepulcro, y se fue. 61 Allí estaban, sentadas frente al sepulcro, María Magdalena y la otra María.

AVE MARÍA …

Mateo 27

62 Al día siguiente, los jefes de los sacerdotes y los fariseos se presentaron ante Pilato. 64 ordene usted que se selle el sepulcro hasta el tercer día, no sea que vengan sus discípulos, se roben el cuerpo y le digan al pueblo que ha resucitado. 65 —Llévense una guardia de soldados —les ordenó Pilato—, y vayan a asegurar el sepulcro lo mejor que puedan. 66 Así que ellos fueron, cerraron el sepulcro con una piedra, y lo sellaron; y dejaron puesta la guardia.

AVE MARÍA …

Mateo 27

1 Después del sábado, al amanecer del primer día de la semana, María Magdalena y la otra María fueron a ver el sepulcro. 2 Encontraron que había sido quitada la piedra que cubría el sepulcro 3 y, al entrar, no hallaron el cuerpo del Señor Jesús.

AVE MARÍA …

Mateo 28, Lucas 24

2 Así que fue corriendo a ver a Simón Pedro y al otro discípulo, a quien Jesús amaba, y les dijo: ¡Se han llevado del sepulcro al Señor, y no sabemos dónde lo han puesto! 3 Pedro y el otro discípulo se dirigieron entonces al sepulcro. 12 Se asomó y vio sólo las vendas de lino. Luego volvió a su casa, extrañado de lo que había sucedido.

AVE MARÍA …

Juan 20, Lucas 24

11 pero María se quedó afuera, llorando junto al sepulcro. Mientras lloraba, se inclinó para mirar dentro del sepulcro, 12 y vio a dos ángeles vestidos de blanco, sentados donde había estado el cuerpo de Jesús, uno a la cabecera y otro a los pies.

AVE MARÍA …

Juan 20

5 El ángel dijo a las mujeres:—No tengan miedo; sé que ustedes buscan a Jesús, el que fue crucificado. 6 No está aquí, pues ha resucitado, tal como dijo. Vengan a ver el lugar donde lo pusieron. 7 Luego vayan pronto a decirles a sus discípulos: “Él se ha levantado de entre los muertos y va delante de ustedes a Galilea. Allí lo verán.” Ahora ya lo saben.

AVE MARÍA …

Mateo 28

8 Así que las mujeres se alejaron a toda prisa del sepulcro, asustadas pero muy alegres, y corrieron a dar la noticia a los discípulos. 9 En eso Jesús les salió al encuentro y las saludó. Ellas se le acercaron, le abrazaron los pies y lo adoraron. 10 —No tengan miedo —les dijo Jesús—. Vayan a decirles a mis hermanos que se dirijan a Galilea, y allí me verán.

AVE MARÍA …

Mateo 28

17 y diles: “Vuelvo a mi Padre, que es Padre de ustedes; a mi Dios, que es Dios de ustedes”. 18 María Magdalena fue a darles la noticia a los discípulos. «¡He visto al Señor!», exclamaba, y les contaba lo que él le había dicho. 11 Pero a los discípulos el relato les pareció una tontería, así que no les creyeron.

AVE MARÍA …

Juan 20, Lucas 24

19 Al atardecer de aquel primer día de la semana, estando reunidos los discípulos a puerta cerrada por temor a los judíos, entró Jesús y, poniéndose en medio de ellos, los saludó. ¡La paz sea con ustedes!

AVE MARÍA …

Juan 20

37 Aterrorizados, creyeron que veían a un espíritu. 38 —¿Por qué se asustan tanto? —les preguntó—. ¿Por qué les vienen dudas? 39 Miren mis manos y mis pies. ¡Soy yo mismo! Tóquenme y vean; un espíritu no tiene carne ni huesos, como ven que los tengo yo. 42 Le dieron un pedazo de pescado asado, 43 así que lo tomó y se lo comió delante de ellos.

AVE MARÍA …

Lucas 24


Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,  y por los siglos de los siglos.
Amén.